El crecimiento de los negocios trae como consecuencia incremento en las plantas de personal, generación de nuevos procesos, necesidades de actualización tecnológica y en general requerimientos de ajuste a las estrategia, los procesos, sistemas de gestión, estructuras, políticas y procedimientos.
En muchas ocasiones el mercado demanda rápidas respuestas y soluciones, lo cual lleva a las Organizaciones a tomar decisiones que no necesariamente se integran adecuadamente entre todos los elementos que deben estar alineados para garantizar la eficiencia en la operación del día a día. Lo anterior genera sobre-costos, ineficiencias, errores, duplicidad y/o multiplicidad de trabajo impactando de manera importante pero silenciosa la rentabilidad.
En KPP hemos diseñado una metodología práctica y orientada a resultados que a partir de un diagnóstico integral permite identificar las ineficiencias y definir las oportunidades de mejoras priorizándolas con base en el impacto que su efectiva implementación generará en los resultados de la operación a todo nivel.